top of page
Search

Ileana Irvine, una historia de superación de Dermatitis Atópica Severa


En Puerto Rico y mundialmente, se ha declarado el 14 de septiembre como “Día de la Concientización de la Dermatitis Atópica”, uniendo entidades públicas, privadas y proveedores de salud para llevar el mensaje sobre esta condición.


Ileana Irvine, nuestra fundadora de Irvine Skin Care, dedicó su vida a crear consciencia sobre la dermatitis atópica y condiciones relacionadas. Todos aquellos que la conocieron, la oyeron en una charla, fueron parte de su clientela de productos o visitaron su clínica de estética, saben que era su misión.

Ileana, no era una reina de belleza ni una artista, fue una niña afectada por una condición difícil de una dermatitis severa, incapacitante e intratable en aquella época, que le hacía imposible llevar una vida normal. No era nada fácil, no podía asistir a la escuela, tener amiguitas, jugar o salir en su adolescencia. Sus mañanas, día tras día, consistían en remojar su piel en un baño de leche de avena para poder moverse. Ileana estudiaba en la casa y su interés mayor era estudiar todo sobre la piel; quería curarse. Su padre, un “hombre de letras” abogado, humanitario y poeta la educó en su aprendizaje y la guió nutriendo sus estudios y pasión de curarse. Su caso fue llevado a un congreso médico en Europa, pero la medicina de aquella época estaba muy limitada. Su condición, que nunca pudieron nombrar, fue declarada incurable.


Eso no detuvo a Ileana. Su niñez la llevó a ser una mujer determinada, emprendedora y sin miedos. Conoció a mi padre, Henry Irvine “de balcón a balcón”, era su vecino, un hombre mayor que ella, guapo e inteligente. Hablaban todas las tardes. Papi vio crecer a esta joven a la cual admiraba, quien poco a poco comenzó a tener mejoría y sus amores florecieron. La piel de mami no era perfecta, pero mejoró lo suficiente para llevar una vida prácticamente normal, al lado de mi padre su mayor admirador.


Cuando pequeña, Papi me contaba que estaba tan enamorado de mami que un día, en el “randevouz” del balcón le cogió una mano y mami, avergonzada por su piel, trató de retirarla. Papi la agarró y le besó su mano enrojecida y pelada. Así comienza una increíble historia de amor que algún día quisiera se hiciera una película.


En el año 1949 se descubrió la cortisona y el farmacéutico le preparaba cremas triturando pastillas del nuevo medicamento y aunque eran de ayuda, sus crisis aparecían varias veces al año.


Ya para la época de los ‘50s en esos momentos difíciles, el medicamento no le hacía nada, y mami se acostaba envuelta en sábanas de seda y apagaba la luz del cuarto. Yo me “colaba”, me acercaba a su cama y le tomaba las manos mientras que ella me contaba cómo aprendió a ser la mujer que era; para mí una verdaderamente excepcional, valiente, determinada y emprendedora. Antes de sus 30 años llegó a ser la Gerente Nacional de Ventas para la compañía Avon en Cuba y responsable de adiestrar a las ejecutivas directoras en países hispanos. Quería ayudar a las mujeres, que crecieran, fueran valientes e independientes sin sufrir de los miedos que paralizaban a tantas mujeres en las décadas de los 50s, 60s y 70s.


Ileana Irvine se curó en Puerto Rico, el país que consideró su hogar hasta el final. Su misión fue siempre brindar amor, ayudar, entender y empoderar a los que se le acercaban sufriendo por problemas de la piel o querían mejorar la apariencia de su piel de una manera natural, sin tener que recorrer a métodos drásticos. Hace ya 60 años Ileana fundó la primera clínica de estética en Puerto Rico. Miles aprendieron a cuidarse su piel, a maquillarse y a ser empresarias independientes con Ileana. Ella siempre trabajó en conjunto con médicos para brindarle el mejor cuidado a sus clientes. Estudió sobre productos, ingredientes y cómo verse mejor, y transmitió estos conocimientos en un sinnúmero de artículos en varias publicaciones del país y en más de 900 programas de televisión. Entre éstos “No Sólo Para Ellas” transmitidos por diferentes cadenas de televisión en Puerto Rico y en programas de Radio en WKAQ con Nellie & Fernando y luego en Radio Isla 1320.


Para nosotros en Irvine Skin Care, la Dermatitis es importante. Por esta razón en nuestro centro de cuidado de la piel “un facial” o una “rutina de productos” definitivamente no son convencionales, son una experiencia fruto de la veteranía, profundidad del conocimiento de la materia, tradición de excelencia de las tres generaciones Irvine y la dedicación de nuestro personal altamente cualificado y certificado en nuestros niveles y sistemas.


Ileana Irvine además de llevarle los mejores productos a sus clientes tenía unos “secretos” de belleza para manejar la dermatitis y complementar los tratamientos que los médicos pudiesen recetarle a sus clientes.


  • Cuida de tu piel como si fuese una muñeca de porcelana. Acaríciala suavemente cuando estés aplicando productos de cuidado de la piel.

  • Jamás utilices un “scrub” o frotes tu piel.

  • No rasques la piel. Puedes aplicar compresas de leche o yogurt bien frío o darle unos “golpecitos” en lo que los remedios funcionan. Rascarse la empeora.

  • Nunca uses jabón para limpiar la piel del rostro, la alcalinidad la empeora. Tampoco uses agua caliente para evitar irritación, y lávala de 2 a 3 veces al día.

  • Aplica tus humectantes dos a tres veces al día. Ileana los aplicaba por “capas”.

  • Es de suma importancia mantener la integridad del ácido mantle, el manto ácido protector de la piel y por esa razón evitar todo lo que pueda afectarla.

  • Evita el sol en sus horas fuertes y el calor excesivo. A Ileana le encantaba el mar, pero siempre después de las 5:00PM. Creía en tomar un poquitín de sol todos los días pero nunca en las horas pico.

  • Haz un té de camomila (doble infusión que ella lo preparaba hirviendo las flores 2 veces) y aplícalo en compresas o rocía tu rostro varias veces al día para refrescarte. Dura en la nevera como 3-4 días.

  • Ileana cuidaba su alimentación, comía papaya fresca en su desayuno de todos los días y su desayuno favorito eran las batidas de esta fruta mezclada con bayas (strawberries, blueberries o raspberries).

  • Limita o elimina la leche de vaca o el queso.

  • ¡Sé feliz! No te limites porque eres mujer. Todos los días haz algo para complacerte a ti.

Los productos marca Irvine Personalized Skin Care son inspirados en los principios y conocimientos impartidos por Ileana, su consciencia, amor y garantía de calidad; y hemos evolucionado como también nos enseñó a hacer, manteniéndonos al día de los adelantos en la industria. Nuestros productos son veganos, “Paraben Free”, “Cruelty Free” y además somos los primeros para el cuidado de la piel de marca nativa puertorriqueña aprobados y certificados por PETA.


Su legado vive en cada una de las personas de la familia de Irvine Skin Care.

Ileana estaría muy orgullosa de la línea de productos que lleva su nombre.




75 views0 comments

Comments


bottom of page