Search

¿Tienes la idea de que tienes un tipo de piel?



¿Tienes la idea de que tienes un tipo de piel? La verdad es que nadie tiene un tipo de piel en el rostro… todas las mujeres mayores de 25 años tenemos por lo menos SEIS, sí, leíste bien… seis tipos de piel en el rostro. Claro, todos entendemos que con el paso de los años nuestra piel cambia, también sabemos que el clima, medicamentos o cambios hormonales pueden hacer que nuestra piel varíe día a día, un día grasa, un día seca o de momento nos sale un barrito. Es así, pero ¿cómo podemos lograr una mejor piel, pareja y balanceada?


Ya hablamos en blogs anteriores sobre el cuello y el área de alrededor de los ojos, pero ¿sabías que la piel de la frente, las mejillas, el área de la nariz y la de la barbilla son bien distintas entre sí y en ocasiones hay que prestarles atenciones especiales?


Cómo cuidar de estas áreas:


La frente:



Nuestras expresiones faciales forman muchos micro-espasmos musculares en esta área. Desde las cejas hasta el borde del cabello y las sienes, causando líneas y afectando la piel del área tornándose fina, opaca y deshidratada, y al fruncir el ceño o esforzar la vista, este movimiento forma el surco del entrecejo.


Los neuro-péptidos (aminoácidos que ofrecen señales reparadoras a la piel) ayudan a cambiar la apariencia de líneas y la textura del área al relajar los micro-espasmos musculares. Aunque te hayas sometido a procedimientos médicos como rellenos o relajantes de músculos, puedes añadir los péptidos a tu rutina AM y PM en una fórmula de suero penetrante que los contenga, como nuestro Pentapeptide Eye Gel. Además de reducir los espasmos y como resultado las arrugas, la inflamación, este producto estimula el crecimiento del pelo de las cejas y fortalece la piel cambiando la textura a una más suave e hidratada. Luego del suero puedes continuar con tu rutina usual y aplicar las cremas, aceites, hidratantes o nutrientes.


Las mejillas:


El área de los “cachetes” o las mejillas, al pasar los 25 años, tiende a ser más reseca, opaca, se mancha o queratiniza y la forma del rostro comienza a cambiar con la aparición de la flacidez o pómulos caídos que alargan el rostro y dan un aspecto de cansancio. Pueden aparecer “espinillas blancas” profundas que a veces se convierten en brotes de acné adulto y el sol nos comienza a “pasar factura” con las manchas y el daño solar. Los “scrubs” abrasivos no son una opción ya que tienden a empeorar el área, pero los exfoliantes como el Retinol (nuestro Retinol Renewal Complex cuenta con un 20%) y diferentes tipos de ácidos suaves (como en nuestro #7 Brightening Water Cream), al ser utilizados diariamente o según la tolerancia de la piel, actúan optimizando las funciones la piel y ayudan a eliminar células muertas. Además, balancean el pigmento y la acondicionan para retener la humedad, eliminar las espinillas profundas y brotes, devolviéndole la apariencia lozana al rostro.


El área de la nariz:


Tiende a tener los poros abiertos, más grasa y crear espinillas. Para limpiar a profundidad, eliminar las células muertas y evitar la dilatación del poro se debe usar un buen tónico siempre después de escrupulosamente limpiar la piel AM y PM. En caso de que la nariz sea mucho más grasa que el resto de la piel, puede incluir en su régimen un astringente sólo en el área afectada, inmediatamente después de usar el tónico para ayudar a controlar el exceso de grasa.


Área de la barbilla y área perioral:


Es un área que presenta un grado de complejidad, ya que son varios factores que afectan su apariencia. Algunas personas presentan irritaciones en las comisuras de la boca, con sensibilidad a productos cosméticos con ph ácidos y a ciertos alimentos. En estos casos siempre enjuague el área al comer frutas ácidas y no utilice ácidos en su rutina de cuidado de la piel sin la indicación y supervisión de un profesional.


Para las líneas en el área naso labial, que cubre desde los lados de la nariz a las comisuras de la boca, recomendamos la relajación del músculo que comienza directamente al lado de la nariz y se entiende hasta el principio del pómulo, (senos frontales) ya que éste es el punto de origen de estas arrugas. Para remediarlas rápidamente recomendamos la técnica de nuestro tratamiento Face Sculpting (Cromo).


La barbilla es un área donde se reflejan cambios hormonales y el estrés. Al igual que la piel de la nariz, pueden presentarse espinillas y poros dilatados sin importar el nivel de grasa en el resto de la piel y frecuentemente presenta brotes de acné localizados que pueden ser desde un barrito de vez en cuando hasta brotes más severos. El uso de astringente en el área además de la combinación de ácidos (como en nuestros Illuminating Polish Pads) o Retinol pueden ayudar a controlar la inflamación y limpiar profundamente la piel.


En algunos casos, las líneas sobre el labio superior y la piel de la barbilla se ven engrosadas y con las que les llaman “líneas del fumador”, que en realidad se presentan por la forma de los músculos de la boca y los dientes, y la presión que se crea al cerrarla. Estas líneas que antes considerábamos permanentes pueden eliminarse con peelings, microdermoabrasiones, el Hydra-Lift, Radiofrecuencia y el Face Sculpting, combinados con el uso diario del Retinol, sueros de Vitamina C como nuestro Vitamin C Serum.


En realidad, muchas ya desde antes han reconocido que tienen áreas “problemáticas” en la piel y un pequeño detalle o adición a nuestra rutina puede cambiar nuestro rostro y devolvernos ese aspecto juvenil e impecable que tanto anhelamos.







119 views0 comments

Recent Posts

See All